Historia

Situado al sur de la provincia de Cáceres, en una zona tradicionalmente pantanosa. Se ubica entre la ladera sur de la Sierra de Montanchez-Santa Cruz de la Sierra y las Vegas Altas del Guadiana. Su Termino Municipal esta bañado por los ríos Búrdalo y Burdelillo, y por los Arroyos de Sancharrascal, el del Canchaleja, el Arroyo de los Pilones, el de Aguas Viejas y el Arroyo de la Plata. Villamesias, al igual que muchos pueblos de Extremadura, es una tierra por la que pasaron diferentes civilizaciones, (tartesios, celtas, romanos, visigodos y árabes) que enriquecieron el patrimonio artístico de esta localidad. Se podría haber llamado esta Villa la "Villa de los Quince Puentes", no tenemos ningún documento que verifique esto, ya que estos datos están basados en la historia del pueblo que va pasando de padres a hijos, lo que sí es cierto es que existen restos de los quince puentes en nuestro Término, ubicados en los diferentes ríos y arroyos que atraviesan nuestra localidad. Fue aldea de Trujillo, situada a las orillas del Búrdalo, tomó al principio la denominación de este río. En los Archivos de la Iglesia nos encontramos: El treinta de enero de 1690, se cobró la limosna que había de testamento y capellanía de excusa en esta Villa de Búrdalo…En 1634 el Rey Felipe IV vendió la Villa de Búrdalo a D. Alonso de Mesía de Prado, Caballero de la Orden de Santiago, oriundo de Trujillo y vecino de la ciudad de Mérida, desde cuya fecha es villa de señorío, cambiando su nombre por el de Villa de Messia, con el paso de los años Villa de Villamessia, hasta llegar al nombre que tiene en la actualidad. Fue también señorío de los Condes de Corbos, concedido por Fernando VI el cuatro de julio de 1752 a D. Baltasar Mesia y de Vargas. En 1769 el señor de la villa D. Domingo Gil Bravo.

Años después paso a ser Señorío de los Bulnes, hasta 1837 que se abolieron los señoríos en España, aún se conserva el escudo de esta familia en la fachada de la casa donde habitaban.

Pasaron por él personas Ilustres de la época. Fernando Francisco de Villegas y de la Torre (Quevedo), Felipe II, Alfonso XIII este día se repartió un pan para cada una de las familias del pueblo.

Su Iglesia Santo Domingo de Guzmán fue destruida en dos ocasiones, una por los franceses, y otra el la Guerra Civil.

Su destrucción total fue en la Guerra de la Independencia, del retablo principal sólo quedan parte en la Sacristía, tampoco quedan indicios de la Capilla que tenía esta Iglesia, estuvo muchos años sin poder ser reconstruida; y el dos de agosto de 1936 fue quemada en su totalidad, cayéndose hasta la cúpula, que posteriormente fue restaurada.

Podemos ver muchas imágenes como el Cristo Crucificado, Nuestra Señora del Rosario, San Juan, Magdalena, Santa Rita, etc. Y dos del patrón, un Santo Domingo de Guzmán pequeño y otro de mayores dimensiones donado a la Iglesia por la Condesa de Romera.

Cuenta la Iglesia con una pila bautismal, de granito rojo, traída en la época de los templarios.

La Iglesia sirvió de cementerio hasta el año 1891, época en la que fue traslado a la antigua Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián.

La Inquisición Española dejó su huella, ya que podemos ver los escudos en las dos casas Inquisitoriales que existen en la actualidad.

Pueblo totalmente agrícola y ganadero aún se pueden ver los restos de los molinos usados para la molienda del grano, uno de ellos esta casi en perfectas condiciones. Existieron también dos almazaras para la molienda de la aceituna. Aún se pueden ver las piedras utilizadas para lavar el lino en el Río.

Villamesías un pueblo con historia.